Producción en invernadero

Producción en invernadero

CoolStack®

 

La iluminación artificial para mejorar la producción de explotaciones intensivas en invernadero es casi siempre como complemento a la luz solar.

 

Los resultados obtenidos en este campo son sorprendentes, e incluso en países como España con muchas horas de luz las amortizaciones de la inversión no suelen superar los 2-3 años.

 

El avance en la eficiencia de la tecnología LED y la investigación en cuanto al espectro, intensidad y fotoperiodo por tipo de cultivo nos permite ajustar todos los parámetros de tal manera que se consigue rentabilizar la inversión en un periodo más que razonable. Estas mejoras son palpables en dos aspectos, 1º Cuanto: cantidad producida por m2 y º Cuando: manejo de fechas de cosecha.

 

1º Cuanto: La media de producción en kilos, por metro cuadrado de un invernadero de tomates en Holanda es de 84kg frente a la media Almeriense que se acerca a los 26kg. La diferencia más significativa en ambas producciones es la iluminación, complementada con LED en el primer caso, frente a la iluminación natural en el segundo.

 

2º Cuando: Teniendo en cuenta que la cantidad de luz en el rojo lejano, y la relación entre el rojo y el rojo lejano son las señales que recibe la planta para iniciar su floración, controlando, el espectro lumínico, se puede conseguir que una planta florezca o bien que mantenga crecimiento vegetativo hasta que decidamos lanzarla a una floración. Es decir, con la iluminación artificial, podemos atrasar o adelantar las cosechas con lo que ello puede representar en el beneficio de nuestra explotación al sacar al mercado nuestra cosecha cuando el resto de competidores no pueden hacerlo.

 

Nuestros productos:

CoolStack®